ENTREVISTA A UN SEÑOR LOCUTOR: JUAN CARLOS PASCUAL

9.3.08 |

La trayectoria del locutor y animador Juan Carlos Pascual, de 71 años, bien podría señalarse como un récord: sus 49 años de carrera se desarrollaron en la AM 790 Radio Mitre, aunque algunos años también se desempeñó simultáneamente en otras emisoras.

Pascual se recibió en el ISER en 1959, el año en que egresó, según los entendidos, la mejor camada: Betty Elizalde, Nora Perlé, Nucha Amengual, Anselmo Marini y Colomba, entre otros. Al año siguiente, ingresó a Radio Mitre como locutor y comenzó a trabajar junto a verdaderos monstruos, según sus palabras, como Rodríguez Luque, Enrique Alejandro Mancini, Adolfo González Acosta y Ricardo Bruni.

"Mi debut fue totalmente casual -dice, con esa voz importante y ese estilo señorial y distinguido que lo caracteriza-. Mitre fue la primera en hacer la trasnoche, pero como contaba con un solo equipo de transmisión de válvula, entre las 6 y las 10 debía apagarlo para que se enfriara. Es decir, no estaba en el aire.

Una mañana, a las 10, faltó un locutor y como yo estaba en el mismo edificio de Arenales 1925, pero en los estudios de Antártida, el director artístico de Mitre me pidió que iniciara la trasmisión, cosa que hice sin saber que a partir de ese momento nunca más me alejaría de ese micrófono. Poco tiempo después ingresaba a la grilla de AM 790 con "Una ventana al éxito", ciclo de enorme repercusión popular con todos los temas de la denominada "nueva ola" y "El club del clan". Luego siguieron "Galerías de astros y estrellas", donde se escuchaba música más elegante, como Frank Pourcel, Doris Day y Bert Kemfert. En 1965, con Enrique Alejandro Mancini tuvimos el honor de liderar la primera trasmisión de FM, Monoaural en el 102.3 (hoy, Aspen Classic). -Pero ¿trabajó simultáneamente en otras emisoras?

-Sí: en Antártida participé en "El club de Palito Ortega". Trabajé en Splendid, Belgrano, El Mundo, siempre en programas especiales donde además de conducir era el musicalizador. Hasta que en 1976 desembarqué en Radio Nacional y hoy sigo los sábados en FM Clásica con "Así surgen los recuerdos".

-¿De dónde surge esa inclinación musical?

-Desde muy pequeño me sentí interesado por los géneros más diferentes; siempre investigué y sé que puedo encarar cualquier tipo de música, sin ser un erudito. -

¿Posee una discoteca muy valiosa? -Creo que sí, sobre todo por la cantidad de long plays, cintas, casetes y miles de CD que ya casi ponen en peligro mi casa de Adrogué.

-¿Realizó presentaciones de ciclos bailables? -Me tocó presentar a Roberto Rufino, Héctor Varela, Osvaldo Fresedo, por sólo nombrar unos pocos. -¿Y qué sigue en su derrotero? -Me gustaría destacar que en 1974 acompañé a Delia Garcés en un ciclo de poesía a mediodía. Era un ser muy dulce, humilde y una gran actriz.

Trabajé en esta emisora al lado de quienes se desempeñaron en estos micrófonos en diferentes períodos: Bernardo Neustadt, Mariano Grondona, Pinky, Juan Carlos Mareco, Liliana López Foressi y con Leonardo Greco fui el locutor de un ciclo que hizo escuela, "Sport 80", con Víctor Hugo Morales.

En 1985 comencé con "Estrictamente para bailarines", el espacio musical que duró 15 años, siempre líder en audiencia. Allí transmitíamos, desde tres pistas imaginarias, los distintos ritmos para todos los amantes de la danza: tango, jazz y boleros. A esto se agregaba la visita a los estudios de figuras como Imperio Argentina, Amanda Ledesma, Lolita Torres y Héctor Pacheco entre otros.
Actualmente se desempeña como co-conductor en el ciclo: "Noche de Gallos", que se emite en las trasnoches de Radio Mitre. Las madrugadas de sabado, presenta su "Club del Disco" dentro del ciclo de las trasnoches. Y, versiones extraoficiales, señalan que la nueva direccion artistica de la emisora, lo quiere todas las trasnoches al frente de los microfonos de Am 790.


"Estrictamente para bailarines" fue un semillero de voces femeninas. Allí hicieron su primeras armas Karin Kohen, Cristina Pereyra, María Muñoz, Mariel Kosacki y Nora Briozzo, entre otras.


"Una ventana al éxito" obtuvo tal repercusión, en los años 60 y 70, que de lunes a viernes se emitía en horarios diferentes en varias emisoras.


Los sábados se realizaba la versión televisiva por Canal 7 y por las noches finalizaba con veladas danzantes en los clubes más populares de Buenos Aires.


Una anécdota: en un programa donde participaba Nati Mistral, él leyó la tanda publicitaria y ella lo elogió diciendo: "Que lindo timbre de voz tienes tú".