Llega una nueva FM a Buenos Aires

29.3.08 |

El cosmopolitismo de la uruguaya Urbana FM se materializará en mayo próximo cuando la Radio de el primer paso en su expansión latinoamericana con la apertura de una sucursal en Buenos Aires, ya que una inversión de entre U$S 1 y U$S 2 millones, de la mano de un grupo holandés, permitirá la llegada a ese mercado particularmente atractivo por su escala y por la presencia del público clave para esta Radio de diseño, como la define su director, Javier Massa. La emisora trabajará con una matriz musical producida en Uruguay pero el equipo será argentino y, en este momento, Carlos García Rubio, gerente del proyecto recluta profesionales para conformarlo. La expansión de Urbana es parte de un proceso casi natural por su propia esencia, al haber nacido en un mercado en el que, desde el comienzo, sus fundadores sabían que tendría un techo bajo por dirigirse a un público demasiado segmentado. La empresa se está instalando en el centro porteño desde donde se emitirá, a través del 89.5 del dial, una base musical casi en simultáneo en ambos mercados, con ciertas adecuaciones de locuciones y tandas comerciales. En Buenos Aires trabajarán unas 10 personas que Rubio se encuentra reclutando en esa plaza, ya que considera imprescindible el contar con profesionales conocedores del mercado, sobre todo para el área de marketing y ventas. La Radio buscará captar en Argentina a la misma audiencia que en Uruguay, pero con un alcance mucho más amplio por la magnitud de la plaza. "Es un mercado que tiene 10 veces el tamaño de Uruguay en público y, a su vez, ese nicho de oyentes orientados a nuevas tendencias y con una estética alternativa tiene un desarrollo mucho mayor en esa ciudad", afirmó Massa. Los inversores, un grupo de holandeses que llegó a través de Ficus Capital, han estado vinculados a Uruguay con otros proyectos y se interesaron por Urbana porque les parecía un producto de calidad, sostuvo Massa y recordó un intento fallido de franquiciar la empresa en Brasil con capitales de ese país. El contrato fue firmado hace un par de semanas y el grupo tendrá la preferencia para futuras aperturas en Latinoamérica, dijo Rubio. En esa internacionalización, que prevén dure unos tres años, el primer destino pensado es Santiago de Chile, para luego llegar a San Pablo, Río de Janeiro, Lima y Bogotá, entre otras ciudades, que requerirán inversiones más fuertes. / El Pais.