Luto en el mundo locutoril: Murió Enrique Alejandro Mancini

11.7.08 |

El locutor y periodista era considerado uno de los principales exponentes de la historia de la radio y televisión argentina. Falleció a los 78 años, y sus restos fueron velados en la localidad bonaerense de Escobar.
El locutor y periodista Enrique Alejandro Mancini, considerado uno de los principales exponentes de la historia de la radio y televisión argentina, murió a los 78 años, y sus restos fueron velados en la localidad bonaerense de Escobar.

La muerte del reconocido hombre de radio y televisión, que era un cultor de la sobriedad y el buen decir, ocurrió ayer, en el feriado por el Día de la Independencia, aunque la noticia fue revelada públicamente durante la mañana de hoy.Mancini redondeó una extensa trayectoria en los medios de comunicación, donde había hecho su aparición en 1951 en el Servicio Radiofónico Internacional Argentino (actualmente Radiodifusión Argentina al Exterior -RAE-).

Además, fue la voz del informativo "Sucesos Argentinos", y luego, pasó por varias emisoras locales, en las cuales condujo algunos programas exitosos, aunque también por emisoras de menor impacto.Mancini dirigió unos 15 meses Argentina Televisora Color (ATC) durante la gestión del ex presidente Carlos Menem, a quien conocía desde muy pequeño, ya que ambos se criaron en La Rioja y hasta fueron compañeros de banco en la escuela primaria.Si bien era afiliado a la UCR, no dudaba en definirse políticamente como "profundo nacionalista", por lo que tuvo activa participación en los medios de comunicación durante la Guerra de las Malvinas.

Tanto es así que su sólido conocimiento del inglés hizo que en esa época condujera un polémico proyecto de radio en ese idioma, con la esperanza de que fuera escuchado por los kelpers.

Asimismo, junto a Juan Carlos Pascual participó de la primera transmisión de FM en el 102.3, frecuencia que en la actualidad ocupa Aspen Classic.Los últimos años de su vida no lo encontraron lejor del trabajo, sino que siguió activo en su carrera, aunque con mucha menos trascendencia pública que en años anteriores.